Spain




En Mayo de 2011 España vuelve a formar parte de los PIGS ¿Qué ocurrió?

España había conseguido distanciarse del resto de periféricos europeos, pero en los últimos días ha vuelto al grupo de los llamados PIGS en la percepción de los inversores, y lo ha hecho acompañada de Italia. Así se refleja en la primas de riesgo, pero también en las presentaciones y conference calls de la banca de inversión con sus clientes, en las que el tema estrella es el posible contagio de la crisis griega a nuestro país.

El Financial Times abría el 11 de Mayo con esta y Alphaville daba la bienvenida de vuelta (welcome back) a España e Italia. El regreso se debía al subidón de los diferenciales de los dos países con el bono alemán.

Los bancos de inversión estaban muy preocupados por este asunto. JP Morgan y Crédit Suisse durante los días siguientes a esta noticia mostraron su preocupación por el posible contagio de la crisis a España. "Si sólo fuera Grecia, a todo el mundo le daría lo mismo dejarla caer; el problema es que, si cae Grecia, España va detrás, y luego Italia, y entonces el euros sí que saltaría por los aires", explicaba uno de los asistentes que tuvo la oportunidad de estar en una conferencia de Morgan.

Estos miedos renovados obedecían a tres circunstancias: la primera era el intenso debate internacional sobre la resolución de la crisis griega y la cada vez mayor evidencia de que tendrá que reestructurar su deuda; la segunda era la rebaja de la perspectiva de Italia por S&P, que encendía las alarmas sobre ese país; y la tercera era la desesperación del mundo económico con la lentitud de las reformas de Zapatero. España tenía que hacer las mismas reformas que Grecia. El gobernador del Banco de España al conocer de nuevo el regreso a los PIGS reclamó al Gobierno un cambio radical de la legislación laboral y un recorte del sector financiero


De nuevo España se encontraba en el fango y había que realizar cambios para salir a flote.
VOLVEMOS AL FANGO


María Cano
--------------------------------------------------------------------------------------------
                                                 
                                                      LA “S” YA NO ES CERDA

En Septiembre de 2010 Zapatero se llevó una alegría. El Fondo Monetario Internacional, en un informe sobre la deuda pública de 23 países, ya no colocaba a España junto a sus compañeros en el grupo de los PIGS, sino que nos elevaban un escalón y nos metían en otro pelotón con serios problemas fiscales pero acuciantes. En este grupo estaban EEUU y Reino Unido.
El organismo que preside Dominique Strauss-Kahn señaló que había una serie de países con muy poco o ningún margen de maniobra fiscal. Estos eran concretamente Grecia, Italia, Japón y Portugal. Para que entendamos esta afirmación, estos países no tienen capacidad para aumentar su deuda pública sin un cambio radical en el comportamiento del déficit.
 
Islandia, Irlanda, España, Reino Unido y EEUU se encontraban en un segundo grupo con algo de margen en sus maniobras fiscales.
Australia, Dinamarca, Corea, Nueva Zelanda y Noruega formaban un tercer grupo. Estos países tenían más margen para hacer frente a los shocks inesperados.
En este mismo comunicado, el FMI explicaba la probabilidad baja de que Grecia, Italia, Japón y Portugal contasen con un margen fiscal adicional.
Este informe es importante para el país en ese momento, puesto que todas las firmas de análisis de inversión como las instituciones internacionales metían a España en el mismo saco de Portugal, Italia y Grecia debido al rapidísimo crecimiento de la deuda pública de nuestro país para financiar el déficit de las cuentas del Estado. Lo mismo ocurría con Irlanda, de ahí que el acrónimo se hubiera alargado hasta PIIGS para incluir a la isla.
Pero a pesar de este documento positivo, España debía hacer sus deberes. El FMI “castigaba” al Gobierno de Zapatero a adoptar una mayor claridad en sus planes de ajuste fiscal y a centrarse en el medio plazo en vez de buscar soluciones rápidas, con el fin de no poner en plagio la frágil recuperación económica y la confianza de los mercados.
Sin citar a España explícitamente, el FMI también criticó a los países que no sólo habían disparado su gasto público con la crisis, sino que no lo habían reducido lo suficiente en los años de bonanza.
En Septiembre de 2010 podíamos respirar con un poco de alivio, pero el tufillo a cerdo nos perseguía.

María Cano

 ---------------------------------------------------------------------------------------------------


 ESPAÑA YA ES UN PIGS

Al realizar el estudio de los PIIGS y el papel de España en este grupo he podido observar cómo nuestro país ha entrado y salido en varias ocasiones. En los siguientes post intentaré explicar de una forma práctica cuáles han sido los movimientos de España.

Para entender la posición de España, debemos situarnos en el invierno de 2009.
Al iniciarse el invierno pasado, después de la aprobación de alguna que otra medida (que he numerado en el post anterior) ya teníamos que estar al borde de salir de la crisis. Sin embargo no era así. En el marco político-económico, adquirieron mucha divulgación, por contraste, los países BRIC: Brasil, Rusia India y China, como naciones emergentes con tasas de crecimiento económico de infarto, 11% del PIB de China, por ejemplo, y con una proyección de hegemonía exterior en 20 ó 30 años. 

En la primavera de 2010 apareció otro grupo de países no tan afortunados y bautizados como los PIGS (cerdos, con perdón): Portugal, Italia, Grecia y España, que pasaban de Maastricht a PIGS en pocos años.

 

¿Por qué están dentro de este grupo? ¿Tiene algo que ver la sucesión de equipos de gobierno? Son naciones periféricas de la Unión Europea, con un nivel económico bajo, acreditado por sus deudas y por su déficit, que marcan distancias con los países centrales como Alemania y Francia, donde, sin darnos cuenta, se está produciendo la indeseada separación de dos velocidades en el desarrollo de la UE.
El país más afectado, Grecia, recibió de la UE 45.000 millones —de los que España puso 3.600— aunque la cifra final necesaria sería de 135.000, en un intento europeo de despegue de la bancarrota que podría perjudicar al resto de países llamados PIGS.

España era el país observado, pues seguía la misma trayectoria que Grecia. Con el 20% de paro, el 21% según el FMI, una última rebaja de la calificación de Standard & Poor´s hasta alcanzar nivel de solvencia de 2 A —antes AAA, la máxima—  y por su delicada salud económica. La escasa, por no decir nula, mejoría de la situación española hizo que los PIGS contasen con un nuevo miembro más.

María Cano


----------------------------------------------------------------------------------------------------

EVOLUCIÓN DE LA CRISIS ECONÓMICA EN ESPAÑA

El 20 de Noviembre se celebraron las últimas elecciones a las Cortes Generales en España, marcadas por la polémica, pues se celebraron cuatro meses antes de lo previsto debido a la decisión por parte del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de efectuar un adelanto electoral. El resultado de este proceso fue un castigo al anterior Ejecutivo por su gestión de la economía y se le otorgó la mayoría absoluta al Partido Popular. La esperanza de los ciudadanos y la misión de este nuevo Gobierno es rescatar al país de la grave crisis de deuda de la zona euro.
En apenas tres años, la cuarta mayor economía de la zona euro pasó de un crecimiento acelerado en relación a sus pares del bloque, a un estancamiento y muchos votantes culpan al presidente José Luis Rodríguez Zapatero por no reaccionar lo suficientemente rápido cuando se produjo la crisis.
Para entender mejor la situación económica, cómo hemos llegado a esta situación y por qué somos PIIGS, voy a intentar hacer una cronología de las consecuencias y de las medidas que se han llevado a cabo.

MARZO DE 2008
José Luis Rodríguez Zapatero gana un segundo mandato con una ajustada mayoría en el Parlamento, lo que deja a los socialistas dependiendo de pequeños partidos para aprobar legislaciones. El Ministro de Economía de ese momento, Pedro Solbes, reduce la previsión de crecimiento del 2008 a 2,3% desde el 3,1% previo, apuntando a los problemas surgidos en el sector inmobiliario. En el 2007, España tenía un superávit público de casi el 2 por ciento del PIB y se expandió un 3,5 por ciento. Para el 2008, el superávit se había convertido en déficit y el crecimiento cayó a 0,9 por ciento.
La economía española ingresa oficialmente en una recesión tras el estallido de la burbuja inmobiliaria que había fomentado una década de prosperidad.

INICIOS DEL 2009
Standard & Poor's se convierte en la primera agencia en rebajar la calificación crediticia de España en enero del 2009 y la despoja de su preciada nota triple A. En este momento Elena Salgado asume su puesto como Ministra de Economía después de que Zapatero y Solbes chocarán sobre la mejor forma de estimular a la economía.

 

Al igual que otros países desarrollados, España adopta un plan de estímulo económico valuado en cerca del 5% del PIB que incluye rebajas de impuesto para todos los contribuyentes, 8.000 millones de euros en planes de infraestructura y un "cheque bebé" de 2.500 euros por cada recién nacido.
El Banco de España rescata al prestamista regional Caja Castilla-La Mancha, en el primer salvataje a un banco del país.

MAYO-JUNIO 2009
España crea un fondo de rescate para bancos, conocido como el FROB, con recursos por hasta 99.000 millones de euros. El Gobierno insta a los bancos de ahorros más débiles a fusionarse para superar sus problemas de insolvencia. Durante el próximo año, el número de bancos, que entregaban numerosos créditos durante el boom inmobiliario, se reduce a 17, desde alrededor de 45.

PRIMER TRIMESTRE 2010
La tasa de desempleo de España alcanza el 20%  por primera vez en casi 13 años, con un nivel récord de 4,6 millones de personas sin trabajo.

La economía española emerge de una recesión de 18 meses debido al aumento de las exportaciones.

ABRIL 2010
Mientras se intensifican las negociaciones para conceder a Grecia un rescate financiero internacional, la atención está puesta en España ante la preocupación por su enorme déficit público: 11,2% del PIB en el 2009.

MAYO 2010
Tras negar inicialmente que España está en problemas, Zapatero anuncia una ronda de medidas de austeridad valuadas en cerca del 1,5% del PIB, que incluye recortes de salarios para empleados públicos, el fin del "cheque bebé" y un congelamiento en el reajuste de las pensiones. Las medidas de austeridad aprobadas en los seis meses posteriores, incluyendo un alza del 2% en el IVA, alcanzan un estimado de un 5% del PIB.
El Banco de España interviene CajaSur, un pequeño banco de ahorros administrado por la Iglesia Católica, en una medida que atemoriza a los inversionistas.

JUNIO 2010
El Gobierno aprueba una reforma al mercado laboral, criticada por sindicatos porque consideran que socava los derechos de los trabajadores y por empresas que la ven como demasiado débil. La ley es aprobada por el Parlamento en septiembre. La reforma se expande durante el año siguiente para garantizar mayor flexibilidad en la contratación laboral por parte de las compañías afectadas por la crisis y cambios en las prácticas de negociación colectiva de salarios.


JULIO 2010
Se permite por primera vez la inversión privada en los bancos de ahorros a fin de complementar procesos de fusión y reestructuración.

SEPTIEMBRE 2010
Los sindicatos convocan a una paralización nacional en protesta por la reformas y las medidas de austeridad, pero el impacto es limitado.

DICIEMBRE DE 2010
El Gobierno central fuerza a las 17 comunidades autónomas del país, consideradas como el eslabón más débil de los recortes de gastos, a publicar más detalles de sus cuentas. El Gobierno eleva el impuesto al tabaco, reduce los subsidios a la energía eólica y dice que va a vender sus participaciones en la autoridad aeroportuaria y la lotería estatal. Ambas privatizaciones parciales después fueron desechadas debido a las malas condiciones del mercado y a la presión política.
ENERO DE 2011
España aprueba la reforma de pensiones que elevará gradualmente la edad de jubilación desde los 65 a los 67 años.

JUNIO DE 2011
Zapatero anuncia elecciones generales para noviembre de 2011 en lugar de marzo de 2012, como estaba previsto. El mismo día, el Fondo Monetario Internacional (FMI) advierte que la economía de España aún se enfrenta a "grandes riesgos".
SEPTIEMBRE 2011
El Parlamento aprueba una enmienda constitucional que obliga a los futuros gobiernos a mantener el equilibrio presupuestario en tiempos de crecimiento económico normal.
TERCER TRIMESTRE DE 2011
El crecimiento económico se desploma a cero y la mayoría de los economistas ven una nueva recesión en el horizonte. La tasa de desempleo sigue en aumento, alcanzando el 21,5%, el más alto en 15 años.